Usos impersonales de los verbos haber y hacer

 Usos impersonales de los verbos haber y hacer

 Una construcción sintáctica como impersonal no se construye nunca con sujeto y el verbo en tercera persona de singular

 Uno de los errores más frecuentes que se producen con el verbo haber es el que afecta a su uso como impersonal. Las dos claves que permiten identificar una construcción sintáctica como impersonal son la imposibilidad de que se construya con sujeto y el verbo en tercera persona de singular.

Las construcciones en las que el verbo haber aparece concordando con el complemento directo son incorrectas: Hubieron cientos de espectadores; habían muchos jóvenes en la manifestación; no hubieron respuestas; ojalá hubieran más manifestaciones de apoyo; habrán lluvias y chubascos en la zona del Cantábrico, etcétera. Lo correcto sería: Hubo cientos de espectadores; había muchos jóvenes en la manifestación; no hubo respuestas; ojalá hubiera más manifestaciones de apoyo; habrá lluvias y chubascos en la zona del Cantábrico. También son incorrectas las construcciones en las que el verbo haber, en infinitivo o gerundio, constituye el núcleo léxico de una perífrasis y el verbo que funciona como auxiliar concuerda con el complemento directo: Siguen habiendo alumnos que suspenden mucho; en este pueblo continúan habiendo peleas de gallos; en todas las clases suelen haber alumnos aplicados; en primavera empiezan a haber tormentas; les comunico que pueden haber dificultades para cruzar el puerto, etcétera.

Este es un uso común en el este peninsular (Cataluña, Comunidad Valenciana, y Murcia), en Baleares y Canarias y en algunas zonas de América incluso entre hablantes cultos. En estas zonas la concordancia del verbo haber con el complemento directo viene justificada por el tratamiento del verbo haber como existencial (equivalente a ‘existir’, ‘estar’ o ‘ser’), lo que favorece que entre los hablantes de estas zonas se pierda la conciencia de su carácter incorrecto. Menos frecuentes, aunque también incorrectos, son los usos impersonales del verbo hacer. Como impersonal, hacer se utiliza: a) para indicar que ha transcurrido el plazo de tiempo que se indica –Hace dos días que no te veo; no lo veo desde hace una semana; hace apenas una semana que terminó el curso; el curso terminó hace apenas una semana–; b) para indicar que el tiempo atmosférico se presenta con la cualidad que se indica –hace frío; hace calor; ha hecho unos días muy buenos–; c) para indicar la temperatura precisa –esta noche ha hecho dos grados bajo cero–. Serían, pues, incorrectas las construcciones en las que el verbo hacer aparece en plural: hacen dos días que no te veo; están haciendo unos días muy buenos; hacen dos grados bajo cero.

3.25
 
 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

 

Vocento