Cualquiera, cualquier y sus plurales

 Cualquiera, cualquier y sus plurales

 Cuando ‘cualquiera’ va precedido de los artículos ‘un’ o ‘una’ designa personas de poca importancia, indignas de consideración; si se refiere solo a mujeres, significa prostituta

 La forma ‘cualquiera’ designa un elemento no determinado (o indefinido) entre los miembros que forman parte del conjunto de personas o cosas denotadas por el nombre al cual acompaña o sustituye. Puede funcionar como pronombre o como adjetivo determinativo.

En su función pronominal se refiere siempre a una persona indeterminada, nunca lleva antecedente y la forma es siempre cualquiera: «Esto lo sabe cualquiera; cualquiera es capaz de tomar este tipo de decisiones ». También puede llevar un complemento precedido de la preposición ‘de’: «cualquiera de estas llaves abre la puerta; cualquiera de tus amigos puede hacerlo». En estos casos es forma invariable en cuanto al número, lo que quiere decir que no admite plural, por lo que son incorrectos enunciados como «cualesquiera de estas llaves o cualesquiera de tus amigos».

Como adjetivo determinativo, cuando el indefinido ‘cualquiera’ precede a un nombre en singular hay que utilizar siempre la forma apocopada ‘cualquier’, tanto ante nombres de género masculino como femenino: «cualquier lugar, cualquier persona», pudiendo a su vez intercalarse entre el indefinido y el nombre el determinativo ‘otro’, ‘otra’: «cualquier otro lugar; cualquier otra persona» o algún adjetivo «cualquier lejana ciudad». Es, pues, incorrecto decir: «Me conformo con cualquiera cosa» y «necesito fotos de cualquiera otra ciudad» aunque alguna vez lo hayamos escuchado ante nombres de género femenino.

Si va detrás del nombre, la forma obligada es ‘cualquiera’, pero exige que los determinativos ‘un’, ‘una’ u ‘otro’, ‘otra’, precedan al nombre: «un día cualquiera; otro día cualquiera; una persona cualquiera; otra persona cualquiera».

Cualquiera, pospuesto al nombre, puede designar un elemento sin importancia, sin valor o sin valor especial entre los miembros que forman parte del conjunto. Esta posposición hace que el enunciado adquiera un cierto tono despectivo. En este caso, «Un martillo cualquiera me sirve» o «Es muy caprichoso y no le gusta conducir un coche cualquiera» no es exactamente equivalente a: «Me sirve cualquier martillo » y a «Aunque es muy caprichoso, le gusta conducir cualquier coche».

Matices

Este matiz se acentúa si, al referirnos a personas, desaparece el nombre. Designa entonces, precedido de las formas indeterminadas o indefinidas del artículo (‘un’, ‘una’) a una persona que es considerada vulgar o poco importante: «Juan es un cualquiera; Me dijo que no lo contrató porque era un cualquiera». Referido exclusivamente a mujeres, y también precedido de ‘una’, designa a una prostituta o a una mujer que tiene mala reputación y se comporta de un modo considerado poco moral (‘mujer de mala vida’ es la definición que encontramos para esta acepción en la última edición del Diccionario Académico, 2001, edición electrónica, 2003).

Como determinativo, este indefinido no es invariable en número. Su plural es ‘cualesquiera’, y no cualesquier (forma apocopada considerada arcaica) ni cualquieras. Hay que decir, pues: «dos libros cualesquiera, dos personas cualesquiera» y no «dos libros cualesquier, ni dos personas cualquieras».

No obstante hay que precisar que cuando ‘cualquiera’, precedido de los artículos ‘un’/‘una’, designa personas (de poca importancia, indignas de consideración o, solo referido a mujeres, prostituta), funciona como un nombre y forma el plural añadiendo una ‘–s’ al singular. La forma correcta es entonces ‘cualquieras’: «Estos señores son unos cualquieras; Estas chicas son unas cualquieras» y no «Estos señores son unos cualesquiera», ni «Estas chicas son unas cualesquiera».


3.57143
 
 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

 

Vocento