Asimismo y así mismo

 Muchas faltas de ortografía tienen que ver con cuestiones morfosintácticas de unión y separación de palabras. Sirvan como ejemplo las confusiones entre las formas porque, por que, porqué, por qué, conque, con que, con qué, sino, si no, haber y a ver, que muchos hablantes cultos no logran controlar en sus producciones escritas.


Aparentemente el caso de asimismo y así mismo, del que nos ocupamos esta semana, podría entenderse como un caso del mismo tipo, pero no es así porque son formas equivalentes, es decir, que pueden usarse indistintamente. Es posible su escritura en una palabra (asimismo) o en dos (así mismo). Se utiliza para indicar que cierta información nueva se añade a otra ya conocida o expresada con anterioridad: Los organismos internacionales han decretado el estado de alerta en la región, y han acordado asimismo el envío de tropas de pacificación; Estudió a los filósofos del siglo XVIII. Así mismo, leyó con avidez a los clásicos. Con este significado funcionan como equivalentes también y además.


La RAE prefiere su escritura en una palabra por ser hoy la forma mayoritaria, aunque esto no ha sido siempre así: en la 21ª edición del Diccionario académico (1992) prefería la forma así mismo. Es en la última edición del diccionario (2001; versión electrónica, 2003) y en el Diccionario panhispánico de dudas (2005) donde manifiesta su preferencia por la grafía simple.


La forma así mismo (escrita siempre en dos palabras) es también el resultado del adverbio de modo así seguido del adverbio mismo para enfatizar al adverbio al que acompaña significando que se trata de esta manera en cuestión y no de otra, como en Déjalo así mismo. La forma mismo, invariable, va habitualmente detrás de algunos adverbios de lugar (Enfrente mismo está la farmacia; Déjalo ahí mismo; Acá mismo te esperamos), como refuerzo, y nunca aparece delante. Además, son incorrectos enunciados que anteponen la forma mismamente a un adverbio, como Déjalo mismamente ahí o Hacedlo mismamente así.


Es importante no confundir estas formas con a sí mismo, secuencia formada por la preposición a seguida del pronombre reflexivo de tercera persona sí más el adjetivo de identidad mismo y escrita siempre en tres palabras. Aquí la forma sí es equiparable a las restantes de su paradigma (a mí mismo, a ti mismo, a nosotros mismos, a vosotros mismos...). En estos casos, mismo (con variación formal) concuerda en género y número con el referente del pronombre sí. Ella se pregunta a sí misma cada día por el sentido de la vida; Lo que les pasa a tus amigos es que no se respetan a sí mismos; Muchas mujeres no tienen tiempo para sí mismas; Es capaz de todo, hasta de mandarse flores a sí mismo.

4.25
 
 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

 

Vocento