Uso y norma del castellano

Expresiones de la Vieja Castilla

Esta semana dedicaremos nuestra sección a presentar algunas palabras y expresiones poco usuales que han sido documentadas en pueblos de la comunidad castellanoleonesa.

De alguien excesivamente inquieto o nervioso alguna vez hemos escuchado que «tiene azogue», que es un azogue o que está hecho un azogue. Y seguramente también que tiene el baile de San Vito, denominación esta última corriente de varias enfermedades nerviosas caracterizadas por movimientos involuntarios y violentos.

¿Siguen las palabras compuestas las normas de acentuación?

En las palabras compuestas escritas sin guion entre sus componentes (con la excepción de los adverbios terminados en "-mente", a los que nos referiremos después), el primer elemento -que es tónico cuando funciona como una palabra autónoma- se hace átono. Esto tiene consecuencias tanto en la lengua hablada como en la lengua escrita: se pronuncian con un único acento prosódico y a efectos de colocación de la tilde (o acento gráfico) tan solo cuenta el segundo elemento.

"La nueva aula", no "el nuevo aula"

A la vista de enunciados del tipo "el nuevo aula" o "este aula" en textos periodísticos, vuelvo esta semana a un asunto que ha sido tratado en otras ocasiones: la elección del determinante ante sustantivos que comienzan por "a" tónica.

Otros pares parónimos

En esta sección hemos hablado en bastantes ocasiones de las relaciones de paronimia. Dos o más vocablos son parónimos si entre ellos existe relación o semejanza, sea esta por su etimología o solamente por su forma o sonido.

Podemos sostener entonces que entre invernar e hibernar, entre absorber y adsorber, entre abrogar y arrogar y entre acceso y absceso, pares de vocablos de los que nos ocuparemos esta semana, la relación es de paronimia.

© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

 

Vocento